Compartir

16 enero 2017

Sé feliz todos los días

Sé feliz todos los días

Sé feliz todos los días

Indefenso - Película

La venganza nunca es una opción, a pesar de que los demás traten de hacer la vida imposible recuerda que Dios siempre tomara el control de cualquier situación, espera pronto vendrá la respuesta


14 enero 2017

La muralla de nieve

Cuando comenzó el año 1814, las tropas de suecos, cosacos, alemanes y rusos estaban a media hora de marcha de la ciudad de Sleswick. Cada día, llegaban noticias terribles desde el campo sobre el comportamiento de los soldados. Se pensaba que el ataque final llegaría la medianoche del 5 de enero, que se acercaba.

En las afueras de la ciudad, en el lado por donde venían los enemigos, había una casa solitaria, y en ella había una anciana creyente, que estaba orando seriamente con las palabras de un antiguo himno, para que Dios levantase una muralla alrededor de ellos, de forma que el enemigo no pudiera atacarles. En esa misma casa vivían su hija, viuda, y su nieto, un joven de 20 años. Él oyó la oración de su abuela, y no pudo evitar decir que no comprendía cómo ella podía pedir algo tan imposible como que un muro se construyera alrededor de la casa para librarlos del enemigo. La anciana añadió:
- "Sin embargo, ¿piensas que si fuera la voluntad de Dios construir una muralla alrededor de nosotros, sería imposible para Él?

Llegó la terrible noche del 5 de enero y a la medianoche, los soldados empezaron a entrar en todos lados. La casa de la que hablábamos estaba cerca de la carretera, y era mayor que las casas que estaban cerca, que eran solo casas muy pequeñas. Sus habitantes miraban con ansias o temor cómo los soldados entraban en una y otra casa para pedir lo que quisieran; pero todos pasaron de largo de su casa.

Durante todo el día había habido una terrible nevada (la primera del invierno) y hacia la noche la tormenta se hizo tan violenta que apenas se reconocía con otros años.

Al final cuatro partidas de cosacos llegaron, porque la nieve no los dejaba entrar antes en la ciudad por otro camino. Esta parte de las afueras estaba un poco lejos de la ciudad misma. Las casas cercanas a donde vivía la anciana se vieron así llenas con 50 o 60 de estos hombres salvajes. Fue una noche terrible para los que vivían en esa parte de la ciudad, llena a rebosar con tropas enemigas. Pero ni un solo soldado entró en la casa de la abuela; y en medio de los gritos de alrededor ni siquiera se oyó un golpe en la puerta para asombro de la familia.

A la mañana siguiente, cuando salió el sol, vieron la causa. La tormenta había descargado una cantidad tal de nieve entre la carretera y la casa que no se podía llegar allí.

- "¿Ves ahora, hijo mío," -dijo la anciana- "que fue posible para Dios levantar una muralla alrededor de nosotros?".

El orfebre de la vida

Un rey poseía un diamante muy valioso, uno de los más raros y perfectos del mundo. Un día el diamante cayó desde una gran altura y la superficie se rayó en una de sus caras.

El rey llamó a los mejores joyeros y orfebres del continente, para que intentaran corregir la imperfección. Sin embargo, todos coincidieron en que no podrían retirar el arañazo sin cortar una buena parte de la superficie, reduciendo así el peso y el valor del diamante.

Finalmente, apareció un orfebre, no tan famoso, que afirmó que podría reparar el diamante sin problemas:


- Observé mucho al mayor orfebre de todos y, con él, aprendí mucho. Puedo garantizarle que sabré reparar el diamante sin reducir su valor.
Su confianza era tanta que, convencido, el rey entregó el diamante al hombre.

Después de algunos días, el orfebre volvió con el diamante y se lo mostró al Rey. Éste quedó gratamente sorprendido al descubrir que el arañazo tan feo había desaparecido y en su lugar, había sido tallada una bella rosa. 


El arañazo anterior se había vuelto el tallo de una bella flor!

El rey, entusiasmado, dijo al orfebre:
- ¡Qué bello trabajo, qué óptima idea! Dígame, ¿quién es ese gran orfebre que es su maestro?

Y el orfebre respondió:
- Dios, el orfebre de la vida.

Dios está siempre con nosotros, si se lo permitimos, transformando nuestros arañazos en algo bello.

13 enero 2017

La vida es un camino de soluciones

Había una vez un joven que decidió dejar atrás la vida que había vivido: vida mediocre, lenta, gris y conocer otra, de la que muchos dudan y otros viven intensamente.

La vida de la paz mental y la tranquilidad de conciencia. Así, una tarde llegó hasta la cabaña del maestro, con el único deseo de llegar a la felicidad a través de sus consejos.

-Con gusto, hijo –comentó el maestro-. Te daré todas las lecciones que de seguro te llevarán a la felicidad.

-Gracias –acotó el discípulo-. Antes quiero saber que tanto me costará el que usted me conduzca por el camino de la sabiduría.

-Bueno- respondió el sabio-, la verdad es que estos consejos no tienen precio y no te puedo pedir nada a cambio. Aunque mucho te agradecería si me consigues unas zapatillas.

El muchacho, con entusiasmo, salió corriendo a buscar al zapatero del pueblo para que le ayudara con ese sencillo detalle que pedía el maestro.

-¡Claro! –Le dijo el zapatero-, con mucho gusto yo te hago esas zapatillas, pero necesito que me consigas el cuero para poder realizar el trabajo.

Así, fue con un pastor de cabras para conseguir el material requerido y esta fue la respuesta del pastor:

-Por supuesto, yo te doy el cuero para que el zapatero elabore las zapatillas del maestro, a fin de que tú encuentres el camino a la felicidad. Pero… necesito un redil para poder atrapar a la cabra de la cual sacaré el material necesario.

Nuevamente salió corriendo en busca del carpintero, quien de buena gana quiso cooperar.

-No lo dudes –dijo-, yo te haré el redil para guardar la cabra, para obtener el cuero, a fin de que el zapatero confeccione las zapatillas del maestro y tú puedas encontrar la felicidad, sólo que necesito madera.

“Parecería que las cosas sencillas se hacen complicadas y las complicadas sencillas”, pensó el joven mientras iba a buscar un leñador.

-Con placer te cortaré algo de madera del bosque –le dijo el leñador- para que el carpintero haga el redil, el pastor retenga la cabra y obtenga el cuero, y luego el zapatero haga las zapatillas del maestro para que tú puedas encintrar la felicidad.

Pero compréndeme, en el bosque hay espinas y para poder cortar la leña necesito unas zapatillas, pues ando descalzo.

El muchacho se dispuso a buscar este último requisito, unas zapatillas para el leñador y mientras corría al pueblo analizó: “Las zapatillas que son el problema de mi felicidad son las mismas que forman la solución del conflicto”.

Y le vino el primer brote de felicidad: “La vida es la vida, unos la ven como problema y otros como caminos de soluciones”.

Autor desconocido

Vence el miedo

Es increíble como a veces sentimos que la vida se nos va... y que a veces perdemos el sentido de las cosas por una palabra... "MIEDO" eso que nos hace estremecer hasta lo mas profundo de nuestro ser… esa palabra que a veces nos detiene en tantas cosas… y que no somos capaces de superar…

En mi destino esta escoger mi carrera universitaria... yo escogí actuación… entrar a una escuela donde podré cumplir mi sueño... pero siempre esta ese miedo… esa sensación de "¿Y si fracaso?", “¿Y si no puedo dar un perfil para ser una buena actriz?”.

Ese miedo habita mucho en mí... sin embargo siempre hay algo que me levanta o hechos en mi vida que me hacen ver que si puedo... que como quiera que sea soy un ser humano con defectos y cualidades… y que no voy a ser perfecta, superficial, glamorosa… o cualquier tipo de falsa apariencia solo para gustarle a las personas.

Es difícil ver como a veces se nos van tantas cosas… detalles tan sencillos que hacen que nuestra vida sea feliz solo por el miedo de hacerlo, por el miedo a reírte o decir algún chiste o comentario fuera de contexto..

En todo esto pienso que quizá es mejor dejar las máscaras... mostrarte como eres y sobre todo no dejar de hacer las cosas por miedo… no tenerle miedo al fracaso pues si lo hay... nunca se podrá quitar la máscara que llevas en tu cara..

Todo simplemente es cuestión de tratar de dar lo mejor de ti… tener conciencia y mostrarte como eres... sin superficialidades… todo a su tiempo.

Me guardara en completa paz

Hoy, sin duda enfrentare un día cubierto de turbaciones, sinsabores, exigencias y demandas. Todo parece derrumbarse a mi alrededor según lo note cuando leí la prensa.



Ver video

12 enero 2017

Debemos nosotros empeñarnos en imitar a Jesucristo

Rossana era una niña italiana muy atractiva pero descuidada. Todo el día andaba por las calles descalza, despeinada, con la ropa hecha jirones, y nunca se lavaba la cara ni las manos. Tenía una amiga a la que llamaba «su mejor amiga». Era una bella estatua de mármol que había en el parque. Para Rossana, la estatua representaba una niña de su misma edad y porte. Todos los días Rossana la contemplaba y, en su inocencia infantil, conversaba con ella y le contaba todo lo que tenía que ver con su vida.

Un día Rossana observó que la estatua estaba bien peinada y tenía las manos limpias. A fin de parecerse a su amiguita de mármol, corrió a su casa, se lavó y se peinó.

Otro día notó que la estatua calzaba lindos zapatos blancos, y recordó que en su casa ella tenía un par de zapatos nuevecitos. Así que fue a su casa y se puso medias y zapatos.
El día siguiente Rossana observó que el vestido de su amiguita, la estatua, estaba pulcro y elegante, mientras que el de ella estaba hecho jirones. De modo que volvió a su casa y se puso el mejor vestido que tenía.

Cuando regresó al parque el próximo día, notó los hermosos aretes y el bonito anillo que tenía la estatua, y como en su casa ella tenía esas pequeñas joyas, fue y se las puso.

Así, sin darse cuenta, Rossana fue transformándose, copiando de su amiga, la estatua del parque, sus vestidos, sus adornos y su pulcritud. En menos de una semana la niña había cambiado de aspecto a tal grado que le hubiera sido imposible ocultar su hermosura de haber querido hacerlo, pues resplandecía como una mañana de primavera.

Si bien Rossana se dedicó a imitar a su amiga, que no era más que la estatua de un parque, con mucha más razón debemos nosotros empeñarnos en imitar a Jesucristo, el Hijo de Dios, que es nuestro Creador, sobre todo los que decimos ser cristianos.

En nuestra cultura iberoamericana muchas personas se consideran cristianas, pero muy pocas comprenden el sentido original de ese adjetivo. Durante el primer siglo, los que se llamaban cristianos se identificaban de ese modo con Cristo, su Señor y Maestro. Lo hacían no sólo para indicar que eran seguidores de Cristo, sino también para indicar su deseo de imitarlo a Él en todo, hasta en la muerte.

Lamentablemente en el transcurso de los siglos la pureza del significado del adjetivo «cristiano» se ha diluido al extremo de definirse como «expresión indeterminada para referirse a una persona cualquiera», como «hermano o prójimo» y, en sentido coloquial, como «persona o alma viviente». ¡Con razón hay en la actualidad tantos presuntos cristianos que en nada se parecen a Cristo!

Es hora de que volvamos a las raíces del cristianismo. Imitemos a Cristo como lo imitaba el apóstol Pablo. De hacerlo así, San Pablo nos asegura que «todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, [seremos] transformados a su semejanza con más y más gloria...».

Jesús Emmanuel, Dios con nosotros -

No es cualquier nombre. Todo sería diferente si escuchamos su voz y lo tuviéramos ahí, de nuestro lado.

Flores de Primavera


Cuando era una niña, siempre celebraba la primavera y las primeras flores el 1° de mayo

Hacía un canasto de papel y lo llenaba de todas las flores que encontraba, la mayoría narcisos y violetas. Luego colocaba el canasto a la puerta de mi vecina, tocaba a su puerta, y me escondía rápidamente detrás de un arbusto. Atisbaba para verla cuando abría la puerta y recogía su sorpresa. Cuando ella entraba, yo corría a mi casa.

La belleza de las flores primaverales y el cambio regular de las estaciones nos recuerdan la fidelidad de Dios. Cuando Noé y su familia con los animales salieron del arca después que las aguas decrecieron, Dios les hizo esta promesa: “Mientras la tierra permanezca, la siembra y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, el día y la noche, nunca cesarán” (Génesis 8:22). Y ha sido fiel en mantener esa promesa desde entonces.
Dios “hizo . . . el universo” y sigue sosteniendo “todas las cosas por la palabra de su poder”
(Hebreos 1:2-3).


Demos gracias a Dios hoy por su hermosa creación y por su fidelidad al sostener su mundo y a nosotros.

Mientras la tierra permanezca, . . . el día y la noche, nunca cesarán. —
Génesis 8:22.

11 enero 2017

Ojos + Oidos = Palabra

Hechos 4,20 “Nosotros no podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído”
Este es uno de los pasajes bíblicos que me emociona cada vez que lo recuerdo
La actitud de Pedro y Juan impresionan, esta reacción tiene mucho que ver con los sentidos: ver y oír
Y ya que hablamos de sentidos. ¿Usted sabe cual es el animal que ve doble?
La respuesta a esta pregunta va mas allá de la realidad, algunos dirán que es el águila, otros dirán que es el tiburón, otros dirán que es el gato
En la escuela la profesora hace esta pregunta a sus alumnos.
¿Cuál es el animal que ve doble?
Alguien respondió que era El Águila
Otro dijo que era el gato.
Uno se animo y dijo que era el Tiburón
Para terminar Un niño dijo una respuesta cómica:
El niño dijo con seguridad:
-El animal que ve doble es la oveja por que ve con los ojos y beeeee con la boca

Nuestra misión como cristianos es ver doble, escuchar doble, para hablar doble.
En nuestra vida diaria tenemos que preguntarnos
¿Qué estamos viendo?
¿Qué estamos escuchando?
¿Qué estamos hablando?

Existe una formula para saber lo que usted va a hablar:
Ojos + Oídos = PALABRA
Lo que usted ve
Lo que escucha
Se transformara en palabra

Estamos llamados a escuchar la voz de Dios: mis ovejas escuchan mi voz yo las conozco. Ellas me siguen, y yo les doy vida eterna. (Juan 10,27)
El que quiere ver el reino de Dios, el que invierte tiempo en escuchar la palabras de Dios tiene que decir con emoción como dijeron Pedro y Juan en Hechos 4,20 “Nosotros no podemos dejar de hablar de lo que he visto y oído”

Oración:
Señor, en este día te pido por mis ojos, que mis ojos espirituales te puedan ver en todo momento, te pido también por mis oídos, quiero escuchar tu voz, anhelo ver y escuchar para poder hablar de ti, y decir con alegría: “No puedo dejar de hablar de lo que he visto y oído”

Extra Habladores

“Nosotros no podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” Hechos 4,20
Si a usted que está hablando de Dios, Si dedica parte de su tiempo en hablar y anunciar la Buena Noticia, se le acercan y le dicen, que usted está prohibido de hablar de Jesucristo, a usted le ordenan que no pueda enseñar nada referente a Cristo. ¿Qué respondería? ¿Cómo enfrentaría tal desafío?
Pedro y Juan se enfrentaron a esta situación, y reaccionaron valientemente diciendo: “Juzguen ustedes si es correcto delante de Dios que les hagamos caso a ustedes, en vez de obedecer a Dios. Nosotros no podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” Hechos 4,19-20
En la actualidad también existen voces que quieren callar a los que proclaman a Jesucristo. La forma que emplean es diferente, para callar las voces simplemente se dedican a anunciar y hacer propaganda para el mal.
Los que se dedican a anunciar el mal, no paran, ellos luchan y se esfuerzan todo el tiempo por hablar de su “producto”. Está claro que los que ofertan pornografía todo el tiempo están ofreciendo diferentes maneras de que usted quede atrapado en sus productos. También en los medios de comunicación masivos, cada día aumentan las ofertas de jóvenes que se ofrecen para vender su cuerpo. La prostitución cada minuto aumenta.
Los que venden bebidas alcohólicas, están creando cada día diferente tipo de publicidad para luego ofertarlas por los medios de comunicación
La oferta de droga se multiplica, ahora la venden abiertamente en los colegios, en las discotecas, en la calle. Este producto que lleva a la perdición de millones de personas es ofertado de diferentes maneras.
Estoy seguro que todas las personas que se dedican a ofertar todo tipo de productos que llevan a la perdición de las almas, lo hacen porque están convencidos y dicen: “No puedo dejar de ofrecerte lo que te provocara alegria” “ todavía no has visto el gozo y la felicidad que tendrás si pruebas un poco de esto” y esta frase es puesta en acción en todos los productos que llevan a la oscuridad y perdición de las almas.
Para combatir este bombardeo del mal necesitamos que aparezcan miles como Juan y Pedro que tengan la valentía y el coraje de anunciar y ofrecer un producto diferente, ofertar las buenas nuevas, proclamar la buena noticia, diciendo en forma especial, en los lugares en que habita y reina la oscuridad: “No podemos callar lo que hemos visto y oído”, y si le preguntan ¿que es lo que has visto y oído?, simplemente hay que decirles: “He visto que hay algo que te dara una nueva vida, he conocido una forma diferente de obtener alegría y felicidad, tengo el producto que te llevara al paraíso, quieres una probadita, amigo “Ven a probar y ver que esto que te ofrezco es bueno” (Salmo 34,9)
Estamos llamados a proclamar el nombre del Señor, tenemos que contar, tenemos que divulgar que Dios es bueno, debemos hablar de sus grandes milagros y hazañas por el mundo entero (Salmo105, 1)
Al terminar quiero hacerle dos preguntas:
¿A usted le gusta hablar? ¿Cuánto tiempo pasa hablando?
El 18 de enero de este año (2009) el francés Lluis Colet, de 62 años, batió el record mundial del discurso más largo, al hablar sin interrupción durante 124 horas, es decir, cinco días y cuatro noches. Colet batio el anterior registro, el de un indio que hablo durante 120 horas.
El ser Cristiano nos compromete a batir todo record en lo que se refiere al hablar y proclamar a Jesucristo.
Si usted ve que su colega sacerdote habla cuatro horas al día, usted pulverice ese tiempo hablando ochos horas diarias.
Si vemos que los demás proclaman a Cristo, nosotros también hagámoslo en el mayor tiempo posible.
Pidamos a Dios que nos capacite, que nos envié a hablar y proclamar su nombre muchas horas, muchos días, muchos años, esforcémonos por hablar más del reino de Dios. Y cuando las voces del mal quieran callarnos digamos con valentía y emoción: nosotros no nos callamos, “nosotros no podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” (Hechos 4,20). Amen

Prestar atencion

“Escuchar” es un verbo que necesitamos aprender a poner en práctica, los fieles de la iglesia de Cristo, y ¿que es lo que tenemos que oír? Debemos aprender a escuchar con atención las sagradas escrituras, en Deuteronomio 6,4 dice: “Escucha Israel”.

En clases , un niño estaba distraído, el profesor le dice: “me puedes prestar atención”, el niño que además de distraído era bromista responde: “No le puedo prestar atención” ¿Por qué? Pregunta molesto el profesro, “no le puedo prestar atención” porque mi papa me ha dicho que no le preste nada a nadie…

En la iglesia cuando se lee la palabra de Dios, tenemos que prestar el máximo de atención, En los grupos de oración, en las diferentes celebraciones religiosas en todo momento que se lee y proclama la palabra de Dios, tenemos que escuchar con atención, porque:” toda la escritura está inspirada por Dios, y esta es útil para enseñarnos, para corregirnos, y educarnos en una vida de rectitud, para capacitarnos y estar preparados para hacer toda clase de bien” (2da Timoteo 3,16-17). Cuando asistimos a la iglesia parece que como el niño de la historia le decimos a Dios: “no te puedo prestar atención” prueba de ello es que, fuera de la iglesia si nos preguntan de que trataban las lecturas en la iglesia, la mayoría responde: “no se” “no estuve atento” “no recuerdo”.

Se cuenta que este mismo niño por no prestar atención en clases sacaba malas calificaciones, un día con el afán de mejorar sus calificaciones, pide un paquete de algodón a su papa, este le pregunta ¿para que el algodón? El niño le dice: “dentro de tres meses te cuento”. Pasan los tres meses llegan los exámenes y llega el día de ir a la escuela a recoger nuevamente las calificaciones. El papa del niño luego de ver las notas de las diferentes materias, queda impresionado y sorprendido porque en toda las materias su pequeño había obtenido excelentes calificaciones. Luego camino a casa al no poder salir de su asombro dice a su hijo: “me siento asombrado por tus calificaciones”, ¿Cómo lo lograste? Sonriendo el niño le dice: “recuerdas el paquete de algodón, todo es gracias al paquete de algodón que te pedí meses atrás”, el papa sorprendido pregunta ¿que tiene que ver el algodón con tus excelentes notas? Sin dejar de sonreír el niño confiesa: a partir de ese día cada vez que asisto a clases, con el algodón me fabrico un tapón que me pongo en un oído antes de entrar a clase, y así no ocurre lo que siempre me decían los profesores: lo que escuchas y aprendes te entra por un oído y te sale por el otro…

Cada vez que tengamos la oportunidad de escuchar la palabra de Dios, cada vez que asistamos a la iglesia deberíamos pedirle a Dios que tape uno de nuestros oídos para que todo lo que escuchemos entre por el, luego vaya a la mente y a nuestro corazón.

Es importante prestar atención a la palabra de Dios, es vital para el crecimiento y avivamiento espiritual de la iglesia escuchar con atención las escrituras. “Así pues la fe nace al oír el mensaje, y el mensaje viene de la palabra de Cristo” (Romanos 10,17)

Para encontrarnos con Jesucristo resucitado es imprescindible prestar atención a lo que dicen las sagradas escrituras. Recordemos la experiencia de los discípulos de Emaus, ellos no reconocieron a Jesucristo, pero cuando El Señor les explico las escrituras, ellos dijeron emocionados: ¿No sentíamos arder nuestro corazón cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras? (Lc 24,13-32)

Si queremos que nuestro corazón arda de amor por Dios, si queremos tener una “experiencia espiritual”, si queremos encontrarnos con Cristo Resucitado, desde hoy “Prestemos atención a la palabra de Dios”, Pidamos en este día la gracia de poder escuchar y retener en nuestra mente y corazón la Palabra de Dios.

Oración: Señor gracias por la Biblia, gracias porque todas sus páginas tienen el objetivo de que yo pueda conocerte, amarte y adorarte. Señor en este día te pido perdón por qué no he prestado atención a tu palabra, Señor en este día te pido que abras mis oídos espirituales, para poder escuchar tu palabra, que yo pueda deleitarme conociendo las escrituras, que mi corazón arda de amor y pasión por tu reino. Gracias Señor por que la biblia me ayuda a conocerte, amarte y obtener todas las señales necesarias para caminar con destino a la tierra prometida. Amen

10 enero 2017

Un clavo saca otro clavo

Los soldados sacaron a Jesús fuera para crucificarlo…lo crucificaron y se repartieron sus ropas sorteándolas entre ellos. Eran como las nueve de la mañana cuando lo crucificaron. (Mc 15,20.24-25)

Existe un refrán que dice “un clavo saca otro clavo”, esto suele decirse debido a un desengaño amoroso, cuando alguna relación termina por la infidelidad, por la traición, en fin cuando se da una ruptura amorosa, algún amigo suele decirnos no te preocupes “un clavo saca otro clavo”, no se acaba el mundo cuando un amor se va ya aparecerá alguien, un reemplazante.

Recuerdo que en una ocasión, estaba pasando por la “Noche oscura del amor” aparece un amigo, y dándome una palmada en la espalda me dice:
No te preocupes Adhemar, “un clavo saca otro clavo”
Ante esta frase supuestamente alentadora, quede triste y pensativo, pero luego de un momento, El Espíritu Santo vino en mi ayuda, puso en mi mente y luego en mi corazón algo verdaderamente emocionante e impresionante, que es el motivo de esta reflexión.
Efectivo, Verdadero, Cierto, Contundente, esto es real, pero lo es, al mirar y meditar en los clavos de la cruz, al contemplar los brazos de nuestro Salvador Jesucristo, al ver sus extremidades clavadas en la Cruz, se puede decir con emoción:
“UN CLAVO SACA OTRO CLAVO”.
Querido amigo (a) que lees esta reflexión, si estas pasando por algún desengaño amoroso, si atraviesas por alguna desilusión afectiva, mira a la Cruz, y ten fe, que los clavos de la Cruz de Cristo, pueden sacar los clavos y problemas de tu vida.
Entrega todos estos clavos que te hacen daño, déjalos en la cruz de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Oración:
Amado Señor, hoy quiero darte gracias por la Cruz, Gracias por el inmenso amor que te llevo a morir crucificado, en este momento mi Señor, pienso en la Cruz, pienso en los clavos que atravesaron tus manos, y con palabras emotivas te digo, GRACIAS, Señor por dar tu vida en sacrificio por mis pecados, Gracias por los clavos que atraviesan tus manos, creo firmemente Señor que esos clavos son capaces de curar y sanar todas las heridas en mi cuerpo, mi espíritu y mi alma. Gracias Señor, hoy puedo decir con emoción “TUS CLAVOS SACARON LOS CLAVOS DE MI VIDA” Amen

Mi amor por ti - Vídeo Reflexivo

¿Alguna vez te has preguntado el por qué de las cosas? En este video encontrarás las respuestas.

Aguardar - Cortometraje Cristiano

Esperar por tu pareja hasta el matrimonio es un gran esfuerzo, pero también es algo maravilloso para la pareja.

05 enero 2017

Bendeciré al dios de toda consolación - Reflexiones en Vídeo

Hoy quiero aprender que disfrutando de tus misericordias y tu consolación las cargas vienen a ser una bendición y las dificultades como alas. Gracias Señor.

La Felicidad - Cortometraje Cristiano

Muchas personas pueden encontrarse en situaciones tan dolorosas que ya no pueden sonreír, sin embargo la vida les da una nueva oportunidad de hacerlo.

Quieres leer La Biblia ?..

Quieres leer La Biblia ?..
Clip en la Imagen

La Biblia para Niños

La Biblia para Niños
Clip en la Imagen

Peliculas Cristianas

Peliculas Cristianas
Clip en la Imagen

Enigmas

Enigmas
Clip en la Imagen

El Rosario en audio

El Rosario en audio
Click en la imagen

Videos de Jesus Adrian Romero

Videos de Jesus Adrian Romero
Clip en la Imagen

Videos artistas cristianos

Videos artistas cristianos
Click en la imagen

Un Mensaje a la conciencia

Un Mensaje a la conciencia
Para escuchar (Clip en la imagen)

Quien es Jesus ?

Quien es Jesus ?
Clip en la Imagen

La Biblia en audio

La Biblia en audio
Clip en la Imagen

Ganar con ExireCloud

Ganar con ExireCloud
Clip en la imagen

Palabras para el alma

Palabras para el alma
Click en la imagen